¿CÓMO SER ACÓLITO?

El requisito más importante para ser acólito es amar a Dios y entender el acolitado como un regalo de Dios que nos invita a vivir y adorar la Eucaristía, símbolo del amor de Cristo hacía la humanidad.
​El postulante para ser acólito deberá esforzarse por llevar una vida cristiana coherente en la Iglesia, con la familia, con los amigos y en la escuela.

Si cumples estos requisitos, conviértete en un servidor del Altar siguiendo estos pasos:
1. Preséntate ante el Párroco de tu parroquia y encargado de grupo
2. Asiste a las reuniones. En ellas recibirás un tema de formación, coordinarán lo relativo a la Misa y tendrán un momento de deporte.
3. Participa activamente. Cumple tu rol de Misas.

Inscríbete a la PAL

Cada vez más grupos de acólitos de distintas parroquias se unen a la PAL. Coméntale a tu coordinador de acólitos y ¡Únete!

Brochure informativo

La Pastoral de Acólitos Lima (PAL) pone a disposición un brochure con el fin de evangelizar y que los acólitos puedan conocer más su rol en la Iglesia universal.